El verano del hemisferio norte podría llegar a durar 6 meses en el año 2100, científicos advierten

Como el cambio climático avanza cada vez más y, por consiguiente, con él las temperaturas globales, cambios en el comienzo de las estaciones podrían acarrear desastrosas consecuencias para la agricultura, la ecología y la salud, de acuerdo a un estudio publicado en la revista científica estadounidense Geophysical Research Letters.  Según esta investigación, los autores predicen que si no se toma ninguna medida para ponerle un límite a la emisión de gases invernaderos, los veranos podrían llegar a tener 6 meses de duración para finales de siglo, lo que representaría cambios también en el invierno, llegando a durar menos de dos meses.  

Estos investigadores han estudiado los cambios en la duración de las estaciones basándose en la información climática que se tiene de los años 1952 a 2011 del hemisferio norte. Para cada año, calcularon el comienzo del verano teniendo en cuenta el período donde se registró un 25% de aumento en la temperatura, mientras que aquel con un 25% de disminución fue definido como el comienzo del invierno.    

Durante estos años, el verano se extendió de 78 a 95 días, mientras que el resto de las estaciones, disminuyeron. El invierno decreció de 76 a 73 días, el otoño de 87 a 82 y la primavera de 124 a 115. 

Los veranos están siendo cada vez más largos y calurosos, mientras que los inviernos más cortos y cálidos como consecuencia del calentamiento global”, explicó uno de los autores del estudio, Yuping Guan, luego de agregar que “numerosos estudios ya han demostrado que cambios en las estaciones climáticas representan riesgos significativos tanto ambientales como de salud”. Por ejemplo, veranos más largos probablemente acarrearán una extensión en la temporada de polen, es decir que se empeorarán las alergias. 

Los cambios señalados son el promedio de aquellos cambios que se esperan a lo largo de todo el hemisferio norte, por lo que ciertas regiones experimentarán variaciones mucho más drásticas que otras. De acuerdo a los autores, el incremento en la duración del verano se verá más pronunciada tanto en la zona mediterránea, como en la meseta tibetana.  

Para el siguiente paso de la investigación, el equipo recurrió a una serie de modelos climáticos establecidos con el fin de predecir qué tanto podemos hacer para revertir este proceso, dependiendo del esfuerzo que se le dedique a disminuir el cambio climático. Los resultados arrojaron que bajo el escenario actual – es decir, sin la existencia de ninguna medida que ayude a bloquear la emisión de gases invernaderos — “el verano y la primavera comenzarán alrededor de un mes antes que en el 2011 para finales del siglo.  

Junto a esto, también destacan que “el otoño y el invierno comenzarán casi medio mes más tarde, lo que significa que tendremos cerca de medio año de verano y menos de dos meses de invierno para el 2100”.  

En el caso de que esta situación llegara a suceder, las consecuencias probablemente perdurarán en el tiempo. Por un lado, veremos más sequías, incendios forestales y otros desastres naturales producto de lo intensas que serán las olas de calor. Mientras que los inviernos, al ser más cálidos y cortos, acarrearán un aumento en la frecuencia e intensidad de las tormentas, con el potencial de causar considerables muertes humanas.  

Una de las tantas consecuencias

Los cambios en el comienzo de las estaciones causarán, también, estragos en la agricultura ya que los cultivos se plantarán, florecerán y cosecharán en momentos erróneos. De igual modo, los sistemas ecológicos colapsarán al perder la sincronía que existe entre los ciclos anuales de la fauna y la flora.  

Afortunadamente, iniciativas para prevenir estos escenarios ya están en camino, como lo demuestras el acuerdo actual global para tratar de mantener las temperaturas dentro de dos grados Celcius por encima de los niveles preindustriales. Estudios como este realmente ponen sobre la mesa todo lo que está en juego detrás del deseado acierto de estas medidas.  

FUENTES:  

https://www.iflscience.com/environment/summers-could-be-six-months-long-in-the-northern-hemisphere-by-2100-scientists-warn/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s