Ciertas bacterias intestinales podrían explicar el éxito de la dieta mediterránea

Un nuevo estudio demuestra por qué las bacterias intestinales podrían ser la causa de los tan aclamados beneficios de la “dieta mediterránea”. 

Este término tan general y vago es el que se utiliza para referirse a las comidas típicas de Grecia, el sur de Italia y algunas partes de España.

Desafortunadamente, seguir este tipo de dieta no significa saborear una pizza de pepperoni acompañada de una botella de vino cada noche, sino a aquella alimentación basada en vegetales, frutas, legumbres, frutos secos, cereales, granos, pescado y alimentos ricos en grasas insaturadas, tales como el aceite de oliva.

Ingerir este tipo de alimentos de manera regular ha sido asociado con grandes efectos positivos en el cuerpo, especialmente para el corazón y el sistema cardiovascular.  

Ayuda a prevenir problemas cardiovasculares

En un estudio, publicado esta semana en la revista médica Nature Medicine, científicos sostienen que muchos de los beneficios de la dieta mediterránea podrían justificarse debido a la forma en que esta interactúa con la flora intestinal.  

Los trillones de bacterias, virus, protozoos y hongos que viven en nuestro tracto digestivo son mucho más que inquilinos pasivos. Estos también juegan un papel importante en el metabolismo, nutrición y sistema inmune por lo que influencian tanto nuestro bienestar general como nuestros cambios de humor.  

Investigadores de la escuela de salud pública de la Universidad de Harvard analizaron la salud y la flora intestinal de alrededor de 300 hombres sanos. Además de haberles pedido muestras de sedimentos fecales cada seis meses durante dos años, se les pidió que completaran un cuestionario sobre su dieta diaria.  Encontraron que aquellos que seguían la dieta mediterránea tenían una variedad de bacterias intestinales distinta al resto. Es decir, tenían una alta concentración de bacterias presentes en la fibra dietaria que benefician el metabolismo, como Faecalibacterium prausnitzii y Bacteroides cellulosilyticu. 

Incluso, se ha encontrado la presencia de una especie de bacteria, conocida como Prevotella copri, la cual se descubrió que tiene una interesante relación con el funcionamiento del sistema cardiovascular. Los investigadores han constatado que aquellas personas con bajos niveles de P. Copri experimentaron los efectos positivos que brinda la dieta mediterránea en las enfermedades cardiovasculares. Esto significa que los seguidores de esta popular dieta no presentan en su cuerpo nada o casi nada de la bacteria P. Copri lo que hace que asimilen mejor los beneficios de esta alimentación. 

Los expertos aún no están seguros de a qué se debe esta relación, pero tienen algunas ideas. Su primera teoría es que esto puede deberse simplemente a que las dietas poco saludables, las cuales es sabido que incrementan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, tienden a fomentar el crecimiento de la bacteria P. CopriPor lo tanto, los individuos que carecen de esta bacteria en su flora bacteriana pueden metabolizar los componentes de la dieta mediterránea con mayor eficacia recibiendo más eficientemente tus efectos cardioprotectores. 

Sin embargo, la naturaleza exacta de esta relación sigue permaneciendo bajo especulaciones. Los investigadores remarcan que su estudio ha sido meramente observacional lo que limita su entendimiento del mecanismo que subyace detrás de los patrones que han observado. También, han notado que las interacciones que existen entre la flora intestinal y los alimentos ingeridos comprenden un tema muy difícil de abordar. Por ejemplo, muchas subclases diferentes de P. Copri  se encuentran en una amplia variedad poblacional alrededor del mundo, muy probablemente debido a los distintos estilos de vida y alimentos propios de cada región. Además, no todas las clases de P. Copri interactúan con la dieta mediterránea de la misma manera.  

Dicho esto, este estudio es un claro ejemplo de cómo las nuevas investigaciones están ayudándonos a esclarecer nuestra comprensión de los mecanismos que existen entre los microorganismos que conviven con nosotros y las enfermedades.   

FUENTES: https://www.iflscience.com/health-and-medicine/gut-bacteria-may-explain-the-benefits-of-the-mediterranean-diet/ 

https://www.nature.com/articles/s41591-020-01223-3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s