QUIETUD Y UN QUIETO

Escucha la hoja que solo tiembla

su savia es inteligente

no escatima solo besa

y mientras lo hace vida extiende

No hay nada más bello que su rara voz

nadie la escucha , todos presienten

la savia ríe, se sabe dueña

sin ciencia , como demente.

Apenas despierta la noche

exudan sus pieles las hojas

y la savia sigue marchando

acompañando las horas.

Como nada arrecian las sombras

de puntos fugaces que rondan

de siluetas hechas laberintos

son su reparo las hojas

Ellas no tiemblan solas

en su lugar el hombre teme ahora

la savia acuña la vida

que alguna vez dejará sola

Pedro Zinno

Derechos de autor registrados

La pintura que acompaña el texto es : El Árbol de la Vida y de la Muerte de David Mateu ( Pintura para el alma )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s