POR DECIR ALGO SIMPLE

CONTRADICCIONES Y CONSEJOS DE LA GALERA

Mientras escucho la batucada de la lluvia sobre la cucha de plástico del perro ya que no me queda otra porque el desamparo del sueño me dejo fuera de horario , como me ocurre varias veces a la semana ; va horadando la madrugada mi imaginación tratando de pegarle mentalmente una leída a todas la cosas que nos van pasando como ciudadanos y habitantes de estos lares

La verdad leyente no entiendo las actitudes de muchas personas , sobretodo en este tiempo de virus internacionalista que nosotros como argentinos pareciera ser tratamos con terapias más autóctonas.

Para empezar este tema de las comunicaciones acerca de diferentes clases de vacunas y su eficacia , la marca , los voluntarios , los efectos de la aplicación en personas con comorbilidad etc. es un tema bastante desmenuzado y que nos tiene a maltraer ; por supuesto que la ciencia es la única que podrá salvarnos pero he escuchado acerca de que pareciera ser que la juventud es negacionista y soslaya todo tipo de sugerencia que sus mayores le indican con enjundia bondadosa.

En este momento leyente no voy a desatar el nudo del psicologismo básico con el cual todos nos desayunamos o al-morzamos o cenamos en algunos de los programas que se precian de populares y en los cuales van y vienen opiniones de cataduras dudosas, van y vienen , van y vienen, mientras nosotros la vemos como a la pelotita en el tenis y no agarramos una.

Puedo asegurar que a poco de inspeccionar cualquier lugar de concurrencia pública ya sea en un negocio o en un organismo , en la parada de un colectivo o en la puerta de una iglesia veremos como los mayores o sea nosotros o más bien los de mi edad hacemos las cosas tan madura-mente mal que es digno de erigirle una estatua a Don Sigmund , ese sabio de la pipa que posee la victoria del mundo protector de nuestra psiquis , proveyendo en su nombre una obra que quedaría corta ante semejantes deslealtades generacionales.

Sin barbijo, sin distancia, con un solo mate para todos ( hablo de la calabaza ) los integrantes de la rueda de parroquianos hacen gala de un respeto normativo que haría millonario al Psiquiatra en cuestión.

“Haz lo que yo digo y no lo que yo hago”

La vieja frase de las luces que se prenden solo para el escenario

Claro, amigo leyente , no es una crítica, quien suscribe también se equivoca y también quiere irse corriendo sombrilla en mano con una heladerita colgando ,de esas de telgopor , tomar la ruta de un pique sacarse las sandalias del año pasado y llegar a la playa para desenrollarse sobre un trapo y decir ! BASTAAAAAA !, pero aunque estemos cansados del monasterio del hogar , aunque ya no querramos vernos la cara en el mismo espejo, comprendamos por favor que somos nosotros también, los GRANDES, quienes debemos dosificar la sobreestimacion de nuestras capacidades .

Los jóvenes , cuando niños nos creyeron héroes pero no podemos volar , ni tenemos telarañas en las manos para colgarnos. Eso es cine , y el virus es realidad.Necesito aprender con Ud leyente ; Vamos a darle una mano a los pibes ,estoy seguro , como decía Charlie en su tema , algo así: “…nuestros hijos tendrán nuevas respuestas para dar” , no seamos tan cerrados o como dicen ellos tan caretas ……… por decir algo simple .

¡ Un abrazo ! Cuidémonos

Pedro Zinno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s