Los homicidios que impulsaron el movimiento “Ni una menos”

En la actualidad el movimiento “Ni una menos “es reconocido en toda Sudamérica, la lucha constante por conseguir justicia de victimas a manos de hombres es un día a día de sufrimiento por parte de quienes lloran por un ser querido que ya no está.

Sin embargo esto no siempre fue así. Infinidad de casos antes de este movimiento fueron juzgados con resultado de condenas muy irrisorias.

Pero que fue lo que cambió para que en nuestra actualidad el crimen sea visto como lo que es …un hecho atroz que merece el máximo de los castigos y su total repudio?

Comenzaré con algunos de los muchos casos que fueron la gota que derramó el vaso.

Uno de los que más conmovió a la sociedad tuvo lugar en 2010 .

  • Wanda Tadei fue atacada por quien en su momento era su marido. Como producto de una discusión de la noche anterior Eduardo Vázquez la rociaría con alcohol y la prendería fuego. Lo que le causaría quemaduras de gravedad. Vázquez apagó el fuego y llevó al hospital a Wanda . Once días después Wanda fallecía debido a las quemaduras que su cuerpo había sufrido. La muerte de Tadei se dio en un contexto de situaciones de violencia de género que venían de larga data , desembocando en el horror de morir quemada.

En una primera instancia a Vázquez se le había otorgado 18 años de prisión aludiendo emoción violenta. Sin embargo en 2013 le otorgaron prisión perpetua.

  • Melina Romero de 17 años. Fue buscada de forma intensa durante un mes. En final sería de una película de terror.

Su cuerpo fue hallado en una bolsa de basura que arrojaron en el arroyo de José León Suárez.

La autopsia del cuerpo reveló que Melina murió sofocada, pero antes sufrió abuso y golpes.

  • Nos remontamos al año 2015 los medios se verían shockeados por un homicidio horroroso.

La policía encontraría el cuerpo de Chiara Páez de 14 años enterrada en el patio de la casa de los abuelos de quien en el momento era su novio Manuel Vallejos de 16 años. Al momento de su muerte Chaira estaba embarazada. La autopsia revelaría que la joven había sido asesinada a golpes además le encontraron rastros de un fármaco abortivo.

Vallejos asumió su culpa y quedó detenido. Relató que se había producido una discusión lo que produjo que Vallejos perdiera el control .

Manuel fue condenado a 21 años de cárcel siendo menor. En ningún momento presentó algún tipo de arrepentimiento sobre lo que hizo.

  • Daiana García tenía 19 años. Fue a una entrevista de trabajo y jamás regresó

La encontraron en una bolsa de basura semidesnuda. Murió asfixiada por una media que tenía en su boca. El asesinó sería Juan Manuel Figola de 39 años quien se tiró debajo del tren después de confesarle a su padre que “se había mandado una macana”

  • Micaela Ortega tenía tan sólo 12 años cuando fue engañada a través del Facebook por Jonathan Luna de 26 años. Luna la estranguló con una remera y la golpeó en la cabeza.

La policía descubrió que el asesino interactuaba con varias nenas a la vez haciéndose pasar por una nena.

  • Lucía Pérez de 16 años. Murió por empalamiento. La drogaron y abusaron sexualmente hasta su muerte.

Sus asesinos tras su muerte la lavaron y cambiaron. Dejaron el cuerpo de la joven en la puerta del centro de salud de Mar Del Plata.

Miles de homicidios tuvieron lugar sin encontrar la justicia que se merecían que permanecieron en el anonimato. La lista es infinita.

Sin embargo a pesar de este movimiento ta reconocido en nuestra actualidad, los casos no paran, es más se acrecientan día a día.

A qué se debe esto? Por qué no hay conciencia y quien perpetra estos asesinatos? Es el estado el culpable que no dar asilo y ayuda a quienes deberían estar cuidadas?

Los crímenes son cada vez con más odio, más salvajes . El ser humano está en su momento más irracional. Un ser sin alma ni corazón en busca de poder y descargar su frustración en quien para él es “ más débil”.

El blanco del odio salvaje que parece no tener fin. Cada día son más las mujeres que mueren en manos de quien más debe cuidarlas y amarlas.

Estamos desprotegidas a la merced de quien cree que es dueño de nuestro ser.

Cómo podemos frenar algo que parece ser no tener solución pronta?

Quien nos ayuda realmente?

El homicidio para muchos es una estadística más para incluir en su página o discurso. En la realidad quienes se ocupan en verdad de proteger y ayudar son contados con la mano.

Mientras se esperan resultados a un problema que cada día se acrecienta, se vive en un país donde la muerte nos ronda como diablo en busca de almas en pena.

Valeria V. Perez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s