FEMICIDA DE MI CORAZÓN- El caso de Abigail Jimenez- Su padre la cargó 5 kilometros luego de que no los dejaran pasar “por protocolo”.

No nos comprendían y no nos dejaban pasar, y mi hija lloraba. Pasaron 20, 40 minutos y no me daban una solución. Pasó una hora y no me daban solución, nada. Seguí esperando hasta que decidí levantarla y llevarla caminando“, expresó. “Tenía la herida, había moscas y me daba miedo que se infecte. No veía la hora de sacarla de ahí“, añadió Diego.

A esto también lo llamo yo un femicidio. ¿Acaso esa actitud no aniquila es corazón de esa nena?, ¿Acaso no la están matando con lo que le hicieron vivir? Debemos recordar que no solo una arma o los golpes nos pueden matar. Esos nos matan fisicamente, pero actitudes y palabras como las que tuvo que vivir Abigail, matan el espíritu y eso es morir en vida. Además de lo que esta niña de 12 debe padecer por el tumor que tiene en la pierna, debe sufrir (como si lo mereciera) la negligencia de gente que es ¿la autoridad?, personal que no está capacitado para tratar con gente y muchísimo menos en estos casos, en donde la excepción debería ser regla y condición sin equa-non.

Me pregunto una y mil veces: -¿Que clase de mundo estamos dejando para estas criaturas? y como si fuera automático, a costa de evidencias me contesto (mientras no puedo evitar sentir impotencia, bronca, dolor y un montón de emociones que te genera el estar indignada) :- Un mundo desalmado, con falta de empatía y conciencia por el otro.

Foto editada gentileza de Juan Carlos Franco “voces”

“No tenes corazón”, le dijo Carmen, la madre de la niña. Creo que esas palabras fueron las mas acertadas para lo que estaban viviendo como familia.

Luego de esto, el padre de Abigail levantó a su hija, la cual estaba con la herida vendada y rodeada de moscas y la cargo 5 kilometros para lelvarla hasta Santiago del Estero, provincia en donde reside la familia. Una familia que tuvo que “vivir una pesadilla”, como relató su madre, luego de vivir este episodio que no puede mas que llenarnos de indignación pero también de fuerza para hacer un cambio entre todos.

Abigail es paciente oncológica hace cinco años, desde que le detectaron un tumor en la pierna izquierda y aunque parezca una obviedad para muchos, no creo que los padres la hayan sacado a pasear en tales condiciones en medio de una pandemia en donde pondrían aún más, la vida de la niña en riesgo.

No nos comprendían y no nos dejaban pasar, y mi hija lloraba. Pasaron 20, 40 minutos y no me daban una solución. Pasó una hora y no me daban solución, nada. Seguí esperando hasta que decidí levantarla y llevarla caminando“, expresó. “Tenía la herida, había moscas y me daba miedo que se infecte. No veía la hora de sacarla de ahí“, añadió Diego. Entonces lo hizo, sin dudarlo.

En un mundo hipócrita donde seguramente como yo , has visto en esta pandemia pasar gente sin el permiso en un montón de lugares donde me tocó transitar y en esta situación particular en donde debe ser absolutamente contemplada, ¿resulta que allí SI se cumplen los protocolos?

La realidad que vivimos la creamos entre todos, si no nos gusta lo que vemos, tenemos que estar dispuestos a crear una realidad diferente primero para nosotros mismos para que impacte en el mundo que tenemos.

Para agregar, el nombre Abigail significa en el nombre del padre. ¿Paradójico verdad? Esto lo hizo su padre en el nombre de su hija…

Continuaré…lo juro!

Andrea Viglino

Seguime en mis redes sociales:

https://femicidademicorazon.wordpress.com/

https://www.facebook.com/femicidademicorazon

https://www.instagram.com/femicidademicorazon/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s