-Cuentos para niños en cuerpos de adultos- LA Magia Interior-

Un día, hace muy poquito tiempo hubo una reunión de magos, magas, brujas, brujos, hechiceros, hechiceras, dioses del Olimpo y del mas acá. Todos se juntaron a debatir que estaba pasando con el mundo y como podían ayudarlo para que no dejase de existir. Ellos venían observaban el desastre planetario.  Selvas y bosques incendiados, animales  que se extinguían y como los seres que habitaban la Tierra vivían en constantes guerras y peleas.  Muchas brujas  venían observando hace tiempo desde las alturas mientras paseaban con sus escobas voladoras. Los magos por su parte, hacían pociones mágicas para ver si encontraban la formula correcta. Los hechiceros hacían hechizos que terminaban en la nada. Los dioses creaban y creaban pero no daban en  el clavo. ¿Que estaba sucediendo que nada funcionaba? Fue por eso, que habían decidido reunirse entre todos  para ver como podían ayudarlos. Sentían muchísima pena por todo lo que estaba pasando. Sentían mucha pena al ver como los había invadido un virus que los mantenía encerrados en sus casas y no los dejaban ir a los lugares que ellos disfrutaban como cumpleaños ,  reuniones familiares, como ir a tomar algo o como jugar a la pelota con sus amigos y haber dejado de  ir a patinar al parque.

Una vez que todos estuvieron presentes el gran debate se armó. Era impresionante ver a todos estos personajes juntos. Las brujas con sus varitas tiraban chispas de colores formando arco iris y estrellas, además llevaban a sus mascotas que eran gatos que se convertían de un momento a otro en perros y decían miau.  Los magos, que también tenían varitas mágicas iban poniendo flores a cada paso que daban adornando el lugar. Las hechiceras y hechiceros convidaban jugos mágicos que elevaban aun mas la energía y los dioses crearon un maravilloso lugar como si fuera un estadio en donde habían grandes banquetes para disfrutar. Todos juntos en una gran fiesta. Sonrisas y risas se escuchaban hasta que uno de ellos toco un cuerno de unicornio tirando un sonido y habló. Todos entendieron que debían de guardar silencio. Y entonces dijo:

– Estamos aquí para divertirnos mientras solucionamos este problema. ¿Qué se les ocurre que podemos hacer entre todos juntos?

Un alboroto inundó el lugar hasta que nuevamente sonó el cuerno de unicornio y todos callaron.

-¡De a uno por vez por favor! Que comiencen las ideas de los magos, luego seguiremos por las brujas y brujos, luego los hechiceros y por último los dioses. Cada uno deberá exponer una solución para que podamos ayudar a los humanos a darse cuenta que vinieron a este mundo a ser felices.

Así fue que cada uno fue tirando ideas. Eran muchísimas las cosas que proponían.

Los brujos propusieron que los dioses crearan un nuevo mundo y los llevaran allí hasta que los magos restauren nuevamente el planeta.

Los magos decían que lo mejor era plantar árboles para que el oxígeno volviera y dejaran de usar barbijos.

Los hechiceros por su parte, querían hacer una poción para curarlos del virus y que todos volvieran a sus actividades de siempre.

Sin embargo los dioses hablaron y dijeron:-

-Los humanos no se dan cuenta que ellos son como nosotros. ¿Acaso se olvidaron ustedes que antes de ser lo que eran también fueron humanos?¿ Acaso ustedes brujos se olvidaron que tenían la misma vida que aquellos que hoy viven en esa realidad? ¡ Magos ustedes! Dijo elevando el tono…¿se olvidaron la primera vez que agarraron la varita mágica…o fue allí que olvidaron su vida humana? ¿Que paso con ustedes hechiceros?…¿se olvidaron quienes eran de tantas pociones que tomaron acaso?

Esto llevo a una reflexión profundisima y el alboroto se armó otra vez….

El cuerno del unicornio sonó esta tercera vez  mas fuerte  aturdiendolos a todos…

Entonces el que lideraba la reunión hablo nuevamente:

-Es muy bueno el punto de vista que todos tienen pero, debemos juntar todo eso que pensamos y dar solución a todo esto urgente.

Asi fue que de debate en debate y de fiesta en fiesta llegaron a una conclusión en las que todos estaban de acuerdo.

Comenzaron su trabajo. Cada uno por la noche debía insertar un sueño en la cabeza de cada ser humano. El sueño consistía en que el humano se convertía en mago o en brujo, en hechicero o en Dios, podía elegir en que convertirse. Lo que si, se pusieron de acuerdo que todos iban a participar de este experimento menos los niños o auqellos que eran conscientes de su niño interior porque quedaron de acuerdo que ellos si saben que pueden hacer magia, hechizos, conjuros y creaciones cada vez que lo requieren…

Miles de  magos, brujos, hechiceros y dioses  comenzaron a resurgir en todo el planeta y el mundo entero se convirtió en una gran fiesta en donde había magia para todos. ¡Imaginense! Cada uno daba lo mejor de si con sus trucos y la Tierra volvió a florecer y a tener vida. El planeta nunca más volvió a ser lo que era porque ahora todos sabían que podían ser y conectarse con lo que habían perdido: La magia interior.

Y colorin colorado este cuento se ha acabado.

Cuentos para niños en cuerpos de adultos ©

Andrea Viglino

Seguime en Facebook para mas cuentos y otros contenidos!

🎖▷ 53 nombres exclusivos de brujos, magos y brujas para tu bebé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s