Violencia de género : Por qué quien lo sufre se queda?

En la actualidad nuestra sociedad muestra casos sucesivos de violencia de género, la cual se ve envuelta en la crítica y la desigualdad sin apoyo a las víctimas que viven en un círculo vicioso del cual es muy difícil escapar.

Para quienes no sufren o sufrieron este tipo de situaciones les cuesta entender los estados por los cuales atraviesa la víctima cuando vive un hecho violento. Costando lograr una empatía con quien lo sufre y suele arrojar dichos tales como:“ Le gusta que le peguen” , “ se tiene que ir, así de fácil” y tantas frases más que quienes sufrimos este clase de violencia no logramos hacer entender a quien está del otro lado lo que sentimos y que no es tan fácil hacer lo que se debe.

Aquí estableceremos lo que sucede dentro del ámbito de la violencia. Qué sucede en la víctima pero también el porqué de quien recurre a la agresión como un único modo de relacionarse con el otro.

Nos posicionamos primero en lo que sucede dentro del círculo íntimo. Hay diferentes clases de violencia :

  • Física
  • Emocional
  • Sexual
  • Económica
  • Social
  • Ambiental

Vamos a explicar cada una de ellas.

La violencia física: ( la más conocida ) se basa en golpes de puño, con objetos , empujones, cachetadas, patadas y la prohibición de revisión médica. Ésta clase de violencia en la víctima deja consecuencias tales como marcas , moretones , discapacidades, llegando hasta el homicidio o incluso el suicidio.

La violencia Emocional o Psicológica: En esta encontramos los insultos , críticas, amenazas , humillaciones, burlas, rechazos. Como resultado de esto se sufre temor, ansiedad , depresión, inseguridad y deterioro psicológico entre otras.

La violencia Sexual : Violación , burlas sobre el cuerpo , presión para ejercer actos sexuales con objetos o modalidades que no se desea , incluso con armas. Se sufre riesgo físico y en el aparato reproductivo , infecciones o embarazos no deseados.

Abuso del tipo económico o financiero: Exclusión de decisiones con respecto al manejo de dinero, control de gastos , escatimar el dinero, quitarle el sueldo. Esto causa una dependencia y subordinación forzada.

Maltrato social: Limitar o negar contacto con amigos y/o familiares, con vecinos con el ámbito laboral, redes sociales , etc. Se logra aislar por completo a la víctima, empobreciendo la vida social y afectiva. Dependiendo por completo del victimario

Abuso ambiental: Ataque de objetos o seres significativos para la victima. Logra una tortura emocional y sufrimiento.

Ahora para entender un poco más el ciclo que se atraviesa en la violencia familiar o de género explicaremos las fases por las cuales se atraviesa, éstas son 3:

La primera es la denominada fase de acumulación de tensión: Ante los diferentes tipos de incidentes ya sean insultos , empujones u otro tipo de violencia sin llegar a los golpes, la mujer se siente culpable. Llega a justificar y aceptar el maltrato. Según la victima merece el castigo . Aquí la tensión se acrecienta y desencadena en la fase siguiente.

La siguiente es la fase aguda de los golpes: El victimario golpea a la mujer generando en ella bronca, temor, ansiedad. En esta fase a veces la mujer realiza la denuncia.

Fase de arrepentimiento o luna de miel: El victimario dice arrepentirse , que va a cambiar, la mujer le cree. En la mujer crea esperanza y le cree.

Este ciclo de violencia se debe cumplir al menos dos veces para que se considere como violencia conyugal o familiar. La brevedad entre las fases con el tiempo de acorta y la intensidad se incrementa.

La conducta violenta es intencional y consciente. El victimario busca someter , demostrar y sentir poder.

Utilizando la manipulación , y diversas herramientas psicológicas la relación entre quien maltrata y quien es maltratado se va construyendo de a poco.

Muchas veces se convierte en la persona soñada de la víctima. Sin embargo hay que tener algo en cuenta, esta clase de personas no poseen empatía alguna con quien los rodea. Los hechos de violencia se van acrecentando y van escalando, al principio son insultos, luego empujones y terminando por los golpes llegando incluso hasta la muerte. Cuando el victimario prueba ese poder que tiene sobre la víctima es un camino de ida. Todas las falencias que posea, todo lo malo es descargado con furia en quien, a pesar de todo acepta el monstruo que es. Sentirse poderoso le hace bien , le gusta , lo necesita porque de otra forma sabe que no sirve.

En el caso de la persona que sufre de estos maltratos se instala lo que se denomina un estado de indefensión adquirida que es un estado anímico en el cual se aprende a creer que no se tiene ningún control sobre la situación en la que se encuentra y que cualquier cosa que se haga termina siendo completamente inútil. Resultando de esto una persona sumisa que no expresa enojo por el hecho de evitar conflictos.

Cuando una persona sana mantiene durante mucho tiempo una relación de violencia en cualquiera de sus formas, dónde nada de lo que se hace tiene el efecto esperado, termina por no saber cómo actuar. Esto provoca desaliento, pérdida de confianza en sí mismo y otros efectos impredecibles.

Quien observa desde afuera la situación tiene la impresión de que la persona no quiere remediar este sufrimiento. En realidad la víctima intenta adaptarse a los requerimientos de su victimario para lograr no ser maltratada , asumiendo un papel de subordinada , con las falsas expectativas de que si “ se porta bien” no habrá maltrato alguno. Se asume el castigo ya que la baja autoestima adquirida juega un papel importante. El juego del victimario entre las agresiones y el afecto deja un huella enorme a lo largo del tiempo , terror, desaliento , amenazas y sospechas son un círculo vicioso del que no es fácil escapar.

Uno de los caminos para romper lo que parecería un ciclo sin fin es el distanciamiento de él , aunque sea transitorio, lo que genera que se rompa el efecto del mecanismo de control. Esta estrategia es muy importante no sólo debido a que la vida está en peligro sino también por la influencia que éste ejerce sobre la pareja .

Las estrategias de empoderamiento son acciones encaminadas a ser y a vivir para sí mismas, a controlar y decidir por ellas, lo que incrementa la autoestima y el bienestar psicológico.

Se incluyen aquí:

  • Mantenerse activas
  • Autoafirmarse por oposición a él
  • Descubrir y llenar el vacío
  • Recomponer redes sociales y recuperar relaciones
  • Escucharse a sí mismas y quererse

Al recuperar la autonomía y el poder de decisión sobre sus propios asuntos, las mujeres incrementan la autoestima y el bienestar psicológico.

Lo más importante sobre todo es que empezar a verse como una mujer que recupera el control de su vida y su propia identidad ayudando a salir de lo que en un principio parece no haber salida.

Para quienes sufren violencia sepan que se puede salir y no están solas.

Recuerden cada día : “ Hoy es un buen día para no culparte, no juzgarte y no compararte. Abrázate fuerte, perdónate, levántate, acéptate, sé feliz y continúa”

En caso de vivir una situación de violencia, la víctima puede salir y pedir ayuda:

  • 911 – Urgencias
  • Línea 144 – Asesoramiento, acompañamiento y contención
  • Oficina de Violencia Doméstica – Denuncia y atención las 24 hs. (Lavalle 1250- 11-4123-4510)
  • Comisaría más cercana – Denuncia
  • Ministerio Público Fiscal – Denuncias y atención las 24 hs (denuncias@fiscalias.gob.ar)
  • WhatsApp de la Ciudad: 11-5050-0147

Valeria V. Perez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s