Cuando estés por el campo, cuidado con la luz mala!!!

Las leyendas nos atraen constantemente. Queremos creerlas, queremos que sean realidad. Pero por qué? Por qué nos gusta tanto tener miedo y asustarnos?

Bueno, siempre hay alguien que se adelanta y se hace una pregunta antes que nosotros . Y , por suerte, ha encontrado una explicación a esta fascinación por lo misterioso y las leyendas que nos aterran.

Jeffrey Goldstein es profesor de Psicología social en Holanda . Tras un estudio a voluntarios que veían películas de terror pudo llegar a la conclusión de que la mayoría tiene la necesidad de excitación , el deseo de sentir emociones intensas y la distracción de las preocupaciones diarias.

Cuando nos asustamos liberamos adrenalina, que produce una sensación placentera. Los músculos se tensan , el ritmo cardíaco y la presión arterial se aumentan , esto hace que cualquier sensación seguida de esto se intensifique, ya sea positiva o negativa.

Cuando finaliza la historia o película de terror, el sentimiento después es agradable, nos sentimos victoriosos por haber superado semejante experiencia. En estas situaciones puede ser divertido , ya que el miedo es leve por que sabemos que es ficticio.

Muchos van a conocer , aunque sea de nombre, la leyenda que les traigo hoy.

Hemos recorrido muchos lugares en este tiempo. Muchos en países lejanos. Pero en esta oportunidad nos vamos a situar en nuestra Argentina querida.

La leyenda de la luz mala, aunque algunos prefieren llamarla la luz buena, es un mito muy conocido en Argentina, Chile y Uruguay.

Esta leyenda se cuenta comúnmente en el campo. Quienes viven allí suelen contarla para asustar o porque sinceramente creen en esta luz. Muchos relatos se encuentran donde dan fe de haberse cruzado en la noche con la famosa “Luz mala”.

La leyenda cuenta que una luz brillante flota a poca distancia del suelo, a veces permanece inmóvil , otras veces se desplaza, aunque algunos de los relatos que se pueden recopilar dicen que suele perseguir a gran velocidad a quien se cruza en su camino.

Esta luz suele identificarse , por lo común, con un alma en pena que vaga eternamente ya que no ha recibido sepultura cristiana. Si uno se llega a encontrar con ésta luz se recomienda decir una oración y luego morder la vaina del cuchillo, debido a que sería el último recurso, enfrentarse a ella con el arma blanca en una batalla, lo único que haría efecto en ésta.

En el Noroeste del país se la nombra también como “ Farol de Mandinga”, una luz fosforescente que se puede ver en los cerros después de muchos meses de sequía. Ésta luz aparece en lugares donde hay oro y plata y pertenecería al dueño de estos tesoros que pretende mantener alejados a quienes podrían robarlos.

Una tradición dice que el 24 de Agosto las luces se tornan más brillantes debido a la influencia de Satanás , la razón es que es el único día del año en que éste se libera de la vigilancia de los ángeles y vuelve a la tierra para atraer almas.

Aunque a toda superstición hay una explicación científica que nos podría dejar más tranquilos si nos llegamos a encontrar con esta luz mala.

Actualmente se sabe que el efecto fluorescente se produce debido a la descomposición de materias orgánicas sobre el suelo o enterradas a muy poca profundidad.

Otra de las explicaciones es que la Luna refleja su luz en los huesos de las vacas muertas en el campo, que podría llegarse a ver como si una luz saliera del bosque.

Muchos creen en que después de partir de este mundo nuestra energía vaga entre los vivos aunque sea por un instante, algunas energías permanecen atrapadas entre los dos mundos deambulando eternamente entre nosotros.

La verdad es que no sabemos a ciencia cierta que es lo que sucede una vez que pasamos al mundo de los muertos. Algunos vagan cuidando a sus seres amados, otros a sus tesoros más preciados y algunas almas en pena sufren por toda la eternidad en busca de algo que jamás tuvieron en vida , con la esperanza de encontrarlo aunque sea en el más allá.

Valeria V. Perez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s