Qué esperar de las elecciones en Estados Unidos

A 24 horas de un día clave para el pueblo estadounidense todos los números pronostican una derrota inminente para Donald Trump tras el desgaste que sufrió su imagen por la gestión de la pandemia por covid. Ya más de 100 millones de ciudadanos emitieron su voto de manera anticipada de forma presencial y por correo, algo nunca antes visto en la historia del país, por razones sanitarias.

Luego de cuatro años marcados por la controversia, el republicano Donald Trump busca la reelección ante un escenario marcado por la crisis sanitaria, sin verse afectado por los datos de las encuestadoras, pues espera que se repita los resultados de 2016 cuando los sondeos daban por ganadora a Hillary Clinton y todos se sorprendieron al finalizar el conteo de votos. El presidente centra su atención en los “estados bisagra”, que son, básicamente estados indecisos donde se han obtenido resultados variados entre demócratas y republicanos como lo es caso de Florida y Pensilvania, a diferencia de estados como California o Wyoming donde siempre ganan los mismos. la batalla por los votos de estos estados son cruciales para la victoria, ya que se definen las diferencias por obtener sobre el otro candidato.

Pisándole los talones, Joe Biden es el favorito según los sondeos electorales que le otorgan al veterano demócrata que de cumplirse se convertiría en el candidato de mayor edad en llegar a la presidencia. Biden ha logrado lo imposible al escalar en popularidad en cuestión de meses, pasó de ser un hombre avejentado con problemas anímicos y de salud, a ser el principal opositor a Trump al arrebatarle la candidatura al progresista Bernie Sanders en una interna maraca por la tensión entre los candidatos, gracias al apoyo de la comunidad negra. Su estrategia principal se centra en atacar el mal manejo de la pandemia que tiene al país liderando las listas de contagios y muertes, las recomendaciones del presidente basadas en pseudociencias como el consumo de cloroquina, y no haber escuchado a los expertos sobre el peligro que el virus representa.

Sin embargo no hay nada asegurado para ninguno de los candidatos, recordemos que el sistema electoral en estados unidos es indirecto, no se vota por candidatos, se vota por comisarios del colegio electoral, que decidirán quién será el próximo presidente. en cuanto a voto popular, Biden aventaja a Trump por 6 o 9 puntos, mientras que en cantidad de electores designados existe una diferencia de 2 a 3 puntos. El escenario vislumbra 4 posibles resultados:

Primer resultado: las encuestas aciertan.

Se define rápidamente la victoria de Biden por sobre Trump, lo que indicaría que las modificaciones en el sistema de sondeo de las grandes encuestadoras dieron resultado. 

Estamos hablando que las diferencias en los estados bisagra que favorecen al candidato demócrata, como Míchigan y principalmente Florida quien es entre los indecisos quien mayor cantidad de electores posee(27) junto a Pensilvania, estarían en lo correcto. Lo más probable es que demore el conteo debido al número de votos enviados por correo que deben contabilizarse en medio de recortes de personal y presupuestario.

Segundo resultado: las encuestadoras la pifian, otra vez.

Es el escenario que esperan los republicanos y demostraría un error de sondeo peor que el de 2016, además de alimentar aún más la idea de “manipulación” que denuncia la militancia trumpista. 

Para que este escenario sea el acertado deben de haber tenido éxito su doble estrategia: apuntar al voto joven que se ve atraído por el carismático Trump y que ha ido creciendo en los últimos años, y por el voto “tímido” o aquel que lo eligió en 2016 y teme demostrarlo en público.

Tercer resultado: que no se reconozca el resultado sea cual fuere.

Este es el escenario que menos se desea, pues de ser el caso iniciaría un engorroso proceso legal que tardaría semanas, o meses, en resolverse.

Ambos candidatos ya advirtieron que de sospechar irregularidades, por el lado del Partido Republicano por el conteo de votos por correo del que el presidente declaró su desconfianza, o por el Partido Demócrata por la táctica de desincentivar al voto de las minorías donde Biden tiene mayor apoyo por parte del gobierno, actuarán por la vía legal llevando el caso ante la Corte Suprema de Justicia.

Tal cosa ya ocurrió luego de las elecciones del año 2000 entre George W. Bush y el vicepresidente Al Gore, donde hubo un conteo desastroso en el estado de Florida en un año controversial tras el caso de un niño cubano que arribó a la playa solo luego de perder a su madre en el mar, que había enfurecido a la comunidad cubana residente en ese estado contra el gobierno de Bill Clinton. en ese entonces también se daba por ganador al candidato demócrata. Finalmente luego de un mes, la corte suprema de justicia declaró a Bush presidente de los Estados Unidos.

Trump hoy tiene una mayoría de jueces conservadores luego de que la candidata del presidente Amy Coney Barret obtuviera una silla en la corte suprema, una clara estrategia de prevención del presidente ante este escenario.

Cuarto resultado: un empate técnico en el colegio electoral.

Para obtener la presidencia se debe de conseguir 270 de los 538 comisarios electorales como mínimo. En caso de que ningún candidato consiga los electores suficientes, se decidirá la elección en la Cámara de Representantes, con mayoría demócrata en diputados, pero son menos delegaciones por estado que los republicanos, y son estas delegaciones quienes deciden el resultado de la elección. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s