El hospital de las almas en pena

Nada da más miedo que un edificio abandonado,acercarse al lugar hace que nos de escalofríos y una sensación de incomodidad. Si ese edificio es un hospital abandonado peor.

Alrededor del mundo incontables y audaces aventureros se adentran e investigan antiguos y abandonados hospitales o manicomios en busca de un registro de actividad paranormal.

No hay que irse tan lejos gente, en nuestro país se encuentra el hospital Santa María ubicado en la provincia de Córdoba, el cual se considera el más encantado del país.

En su momento fue utilizado como centro de atención para los pacientes que estaban infectados de tuberculosis, luego se modificó y comenzó a usar para albergar a cientos de pacientes con problemas psiquiátricos. Éste se convirtió en un hospital de tenebrosa reputación.

Es conocido que en la antigüedad el trato que se le otorgaba a pacientes con problemas mentales era atroz e inhumano. Desde electrochoques , hasta baños de agua helada alternando con agua hirviendo, entro otros “métodos para curar el mal”. Incluso se les practicaba lobotomías. La lobotomía es una psicocirugía que consiste en el corte de fibras nerviosas del cerebro cuyo procedimiento más común es la introducción de una herramienta punzante para alcanzar el lóbulo frontal del cerebro a través de la cavidad del ojo

El hospital de Santa María de Punilla se ha convertido en el protagonista de sucesos de actividad paranormal a lo largo de décadas. Éstas historias nos aterran y las actividades paranormales se hacen notar con quien circula por las cercanías del lugar .

En comienzo del siglo XX la muerte rondaba los pasillos del lugar. Años de epidemias se llevo la vida de incontables personas.

Luego de lograr controlar las enfermedades el gobierno de la provincia modificó las instalaciones y lo convirtió en un neuropsiquiátrico en 1968.

Por las noches se pueden escuchar gritos pidiendo ayuda,resultado de las almas en pena que quedaron atrapadas en el lugar.

Almas que a pesar del tiempo no logran encontrar la paz .

Varios testimonios de quienes ingresaron o incluso pasaron cerca del lugar comentan lo que vivieron allí.

Una vecina declara: “ las personas que llevaron a ese lugar estaban poseídas por espíritus malos , el mal quedó en el lugar”.

Otro testimonio que aterra es de una mujer que aseguró estar sentada en un banco hasta que el sol se ocultó, en un momento un frío helado comenzó a llenarle el cuerpo, se sentía observada, la sensación era tan intensa que tuvo que irse del lugar. Logró sacar fotos y cuando las amplió vio rostros entre los arbustos y en una de las ventanas.

Uno de los espectros más conocidos del lugar es el de un niño de unos 3 años que tiene la cara como si estuviera desencajada, a este se lo escucha correr por los pasillos del hospital.

Gente que ingresó encontró velas, animales muertos ( como si se hubieran utilizado en un ritual) , dibujos espeluznantes , fotos de personas y olores tan horribles que producían nauseas .

Las fotos sacadas en el lugar nos dan un recorrido tenebroso de pasillos sucios, instrumentos olvidados, vandalismo, y hasta paredes arañadas. Este escenario hiela la sangre.

Quien tuvo el coraje de ingresar al lugar relata como en ciertos lugares la temperatura baja de forma tan brusca que parece una heladera abierta. Miradas que persiguen al visitante , que parecen estar detrás de las paredes. Ruidos inexplicables que hacen detener el corazón hasta el más valiente.

Se sabe que el hospital fue utilizado como centro clandestino de detención y tortura durante la Dictadura militar.

En la actualidad se utiliza sólo una pequeña parte del predio gigantesco , el resto del lugar se volvió refugio de violadores , delincuentes y vendedores de drogas. Los vecinos reclaman que se cierre el lugar.

Sin lugar a duda este hospital tuvo entre sus paredes incontables personas que sufrieron lo impensable. Tortura, abuso sexual , maltrato. Almas que quedaron atrapadas en este mundo, almas de quienes buscan la paz ,pero el tormento vivido no las deja.

Buscan venganza? O buscan ayuda?

Sólo las almas de quienes lo habitan lo saben.

Les dejo unos link para que vean las expediciones al lugar:

Valeria V. Perez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s