Continúan los combates en NAGORNO KARABAJ: más de 160 muertos en los últimos días

Desde el 27 de septiembre cuando comenzaron los bombardeos en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán la situación ha empeorado con la amenaza de intervención extranjera en la región.

La región es disputada por ambos países desde 1992 tras la caída de la Unión Soviética

En las últimas horas se han registrado 54 militares armenios muertos tras embestida del ejército azerbaiyano, que se adentra cada vez más en el territorio de la autoproclamada República de Nagorno Karabaj (RNK), de población mayoritariamente armenia. Según registran medios de ambos países, los bombardeos sobre aldeas fronterizas se intensificaron gravemente provocando numerosas víctimas civiles.

Las fuerzas azerbaiyanas ya lograron ocupar las zonas montañosas al norte de la RNK, controlando ahora puntos estratégicos desde donde lanzar sus bombardeos. A su vez, tomaron decenas de poblados en el sur que estaban bajo control de las milicias separatistas con el apoyo del ejército armenio, tras obligarlos a replegarse, en una operación de la que se tienen pocos detalles.

En un comunicado emitido desde el ministerio de defensa del gobierno de la región aseguran estar librando “combates en todos los sectores del frente”. Además explicaron que “las unidades del ejército de Defensa de la RNK rechazan todos los ataques del enemigo, que pierde hombres y armamento”.

El conflicto ha escalado terriblemente en los últimos años, desde los choques fronterizos de 2016 al los enfrentamientos de julio de este año, debido principalmente al abandono de la comunidad internacional que desde grupo de Minsk, formado con el propósito de mediar en el conflicto desde 1992, perdiera su fuerza de negociación. A lo anterior mencionado se le suma el interés de actores internacionales, ya que la zona disputada es rica en petróleo. Turquía apoya a su par Ilhan Aliyev, presidente de Azerbaiyán, en sus pretensiones de recuperar Nagorno Karabaj ahora que la atención internacional a la región ha disminuido en marco de la pandemia por covid-19. En tanto Armenia, el más pobre de los países del cáucaso, busca conseguir el apoyo de Rusia quien es su único aliado y de quien depende en gran manera para subsistir.

Las denuncias por parte del gobierno ruso de la presencia de “grupos armados ilegales” provenientes de Siria y de Libia traídos por Turquía, que también denunció la embajadora armenia en Argentina, Esther Mkrtumyan, más la presencia confirmada de mercenarios rusos conocidos como Grupo Wagner, confirman el juego de interes que existe entre Moscú y Ankara por el control de la zona y la expansión de su influencia en el cáucaso y medio oriente. Ambos países también intervienen en Siria, y recientemente Turquía interviene en libia en apoyo del gobierno en Trípoli.

El conflicto entre Armenia y Azerbaiyán lleva un siglo, donde se las tenciones por el odio racial y religioso se mezclan con motivos económicos y el deseo de países extranjeros de controlar sus reservas petroleras. La última guerra librada entre Ambos fue comenzó tras la caída de Unión Soviética, y terminó tras el cese al fuego en 1994 con Armenia ocupando Nagorno Karabaj, cuya población de origen armenio declaró su “independencia” de Azerbaiyán.

Desde entonces el conflicto estuvo congelado hasta el 2016 cuando comenzaron las escaramuzas en la frontera, y no ha dejado de escalar en una situación cada vez peor, que en el peor de los casos podría degenerar en un nuevo genocidio en la región.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s