Nada como un buen baño de sangre tibia para una piel tersa

Erzsébet ( Isabel en castellano ) Báthory nació en 1560 en Hungría .También conocida como la condesa sangrienta o la condesa vampiro.

A la edad temprana de 15 años se casaría con el Conde Nádasdy, quién le regaló el castillo de Cachtice. Nádasdy era soldado ,por por lo pasaba largas épocas lejos de la condesa.

La niñera de Báthory tenía conocimientos en brujería,pero sería uno de sus sirvientes quien la introduciría en el ocultismo. En una carta a su amado esposo ésta le escribió : “mi sirviente me comentó que hay que pegarle a una gallina negra con una caña blanca hasta que muera. Luego se guarda la sangre y se unta al enemigo con ella…”

Los largos días de soledad lejos de su amado harían que Báthory se aburriera,por lo que empezó a rodearse de magos, brujas y todo tipo de gente que profesaba el ocultismo.

El aburrimiento hizo que la joven le termina siendo infiel a su esposo. Fugándose con su amante ( quien se comentaba que era un vampiro). Sin embargo la condesa regresaría a los brazos de su esposo,quien la perdonó ,debido a un hechizo de la mujer.

La leyenda cuenta que Isabel ( Báthory)en una visita al pueblo vio a una anciana decrépita y se burló de ella, la anciana, ante su burla, la maldijo diciéndole que la noble también envejecería y se vería como ella algún día. Ésto se grabó en la mente y comenzó a obsesionarse con ser joven y haría lo que fuese por serlo por siempre.

Cuando muere su marido,la condesa nuevamente está en soledad y frustrada. Sus cuatro hijos no le llenan el alma,por lo que comienza a realizar prácticas lésbicas con sus doncellas.

En uno de los encuentros una de las jóvenes doncellas le tira del pelo( sin querer) , quien la abofetea de forma brusca haciendo que sangrara la nariz de la joven. Al limpiarse las manos de la sangre, la condesa creyó ver su piel rejuvenecida.

Báthory convencida de haber encontrado el secreto de la eterna juventud, ordenó a sus otros sirvientes que mataran a la joven y llenaran una bañera con su sangre. mujer y .En ese momento comenzaría a dar rienda suelta a su sadismo. Y sería el primero de muchos, baños de sangre.

Por orden de la condesa,se raptaban a las jóvenes de la zona.

Algunas eran encerradas en calabozos para ser engordadas durante el cautiverio. La condesa creía que las chicas más rollizas tenían más sangre. En una década llegó a ordenar la matanza de alrededor de unas 50 jóvenes, por lo menos esa cantidad de cadáveres fueron los encontrados.

Uno de los artilugios preferidos de la condesa era una especie de sarcófago que reflejaba la silueta de una mujer y que por dentro tenía afilados pinches. Este artilugio se abría para introducir a la víctima y luego encerrarla para que los pinches se incrustaran en su cuerpo. El sarcófago era colgado de una viga para luego ser elevado . Báthory se colocaba debajo de él para así darse el “baño” de sangre.

Otras prácticas de torturas era arrancar la carne mediante pequeñas pinzas de plata, hundir agujas, cortar la piel de entre los dedos y aplicar a las plantas de los pies cucharas y planchas enrojecidas al fuego

Sus prácticas sádicas llegaron a su fin cuando una de las chicas que estaba presa pudo huir del lugar. Declaró ante las autoridades lo que estaba sucediendo dentro del castillo. En ese mismo momento se envió un destacamento militar.

Una vez que arribaron al lugar, a penas ingresaron encontraron una joven a la cual le habían drenado por completo la sangre. Cerca de ésta había otra chica que tenía el cuerpo cubierto de pequeños pinchazos. Los calabozos estaban repletos de chicas jovencitas, llenas de pinchazos.

El jefe militar,quien era primo de la condesa, no tuvo otro camino más que el de ordenar el arresto domiciliario de la condesa.

Erzsébet Báthory fue llevada a juicio,el cual se realizó en 1611. La acusada jamás se hizo presente y mucho menos declaró.

Se estableció que la condesa con la promesa de darles trabajo logró llevar a una incontable cantidad de chicas a su castillo. Las cuáles eran drenadas y asesinadas. La sangre era vertida en recipientes :los cuales llenaban la bañera de la condesa para que pudiera sumergirse en ella.

Cuando el juicio llegó a su fin, los sirvientes y doncellas que habían ayudado a la condesa fueron decapitados. A la niñera y a la bruja de Báthory les despellejaron los dedos antes de quemarlas vivas.

A pesar de que se pidió la pena de muerte para la condesa,ésto no fue llevado a cabo gracias a la intervención de su primo. Por lo cual fue encerrada en el su castillo con una muralla para que jamás pudiera salir. Vivió por tres años en su habitación sin salir. Le servían comida a través de una pequeña abertura.

Finalmente a los 53 años se la encontró muerta en lo que había sido su celda.

Lo mas raro fue que lo que parecía ser una descabellada idea de la condesa para mantener su eterna juventud, parecía funcionar, ya que se mantuvo de forma notable hasta el día de su muerte.

Más allá de la excusa de mantenerse joven ,Isabel gozaba con el sadismo, la tortura y el asesinato.

Báthory se convertiría en una de las asesinas en serie más reconocidas de la historia con 650 víctimas.

Valeria V.Perez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s