El Italpark y La maldición de la bruja

La mayoría conoce el nombre de el Italpark.

O porque vivió en esa época y pudo disfrutar del lugar o porque tiene en su memoria el terrible accidente que llevó a que el lugar cerrara sus puertas para siempre.

Aunque este fatídico accidente no fue el único, ni el primero,ni el último.

Como todo lugar que cierra debido a un hecho trágico, nacen varios mitos y leyendas que rondan en las calles. Mucho se habla de la maldición de una bruja quien sería la causante del comienzo de un sin fin de tragedias.

El parque de diversiones fue construido en un lugar donde todo lo que se construiría terminaría de forma lamentable. Todo por culpa de una bruja.

Luis Zanón llegó a Sudamérica en 1948 con la idea de construir la fábrica de juegos mecánicos. En 1960 encontró en Buenos Aires el lugar ideal para llevar a cabo esta construcción .

En el cruce de las Av Callao y Del Libertador quedaría inaugurado el mayor parque de diversiones de Sudamérica. Lugar donde miles de jóvenes y niños cumplirían sus sueños de diversión.

Sólo que nadie le había avisado a Zanón que el lugar estaba maldito.

Por día llegaban a ingresar alrededor de 10.000 personas y durante las vacaciones de invierno las colas para ingresar al lugar y a los juegos eran interminables.

El lugar constaba de 35 juegos,de los cuales dos eran montañas rusas(una de ellas la más alta de Sudamérica),los autos chocadores, el juego de las tazas , tiro al blanco con el escenario de la famosa serie Bonanza, Dumbo, el tren fantasma y El teleférico entre otros.

La maldición daba anuncios de forma constante,pero el dinero pesaba mucho más que esto.

En 1989 un siniestro se llevó la pista de Monza,y unos meses más tarde el fuego acabaría con El laberinto del terror.

El final llegaría en Agosto de 1990. Esa trágica tarde uno de los carritos del Matterhorn se desprendió matando a Roxana Alaimo de 15 años e hiriendo de gravedad a su amiga Karina Benítez. El juego nunca había tenido revisión técnica y más tarde se sabría que la mayoría de los juegos jamás habían sido revisados. Matterhorn constaba de una rueda con carritos colgantes que giraban provocando una gran fuerza centrífuga,cuando estaba en marcha no se llegaban a distinguir entre los carritos quienes viajaban dentro de ellos. La duración era de 3 minutos a pura adrenalina.

Casi seis años y medio después del accidente, la Justicia condenó a la Municipalidad porteña y a la empresa Zanón Hermanos, propietaria del ItalPark, a pagar 370 mil pesos a los familiares de la chica, en concepto de indemnización.

Sin embargo, la sentencia no quedaría firme porque fue apelada por la empresa. Como la causa penal prescribió, no fue nadie en la cárcel.

Según el fallo del juez en lo Civil Miguel Prada, el juego tenía un “muy intenso y permanente uso (…) sin que se hubieran efectuado, desde la fecha de su habilitación -en mayo de 1983-, estudios y relevamientos técnicos para verificar el estado de las estructuras metálicas”.

Luego de este hecho el lugar cerró,sin embargo la maldición continuó.

Algunos de los juegos fueron enviados a Pilar,pero la mayoría se encuentran en Luján. Dónde tiene lugar Argenpark.

Aquí se decidió colocar cámaras de seguridad durante la instalación de los juegos,para evitar robos. Una de ellas captó sobre la la bajada principal el momento en el cual un operario era envestido mientras trabajaba en la montaña rusa por uno de los carritos a toda velocidad. Lo más raro fue que la electricidad había sido cortada para poder trabajar de forma más segura. Tampoco había gente como para que accionara el juego.

El operario fue golpeado por la espalda y despedido de una altura de unos 6 metros. Murió por el impacto.

Por otra parte otros juegos fueron enviados a Brasil donde también continuaron las desgracias.

Porqué comenzó la maldición?

Se cree que tuvo su origen en 1911,cuando el famoso arquitecto llegado de Estados Unidos, Alfredo Zucker inauguraba, en el mismo lugar, un Parque Japonés, donde miles de visitantes ingresaban ,muchos de ellos provenientes de los barrios bajos de la ciudad. Algo que molestó muchísimo a la gente de la zona,muchas de familias acomodadas. Es aquí cuando toma protagonismo la bruja.

Se rumorea que los miembros de ésta zona llamaron a una bruja pidiéndole que echara una maldición al lugar para que jamás prosperara,así cerraría y no tendrían que convivir con esta gente de bajos recursos y mucho menos verla. Parece ser que esta maldición se cumplió. Y el sin fin de hechos trágicos persiste por los años, incluso a donde se encuentren los juegos que formaron parte del lugar.

Quienes caminan por el viejo Italpark sienten escalofríos y muchos juran haber visto algún alma en pena dando vueltas ,subiendo a algún viejo juego.

Se dice que quién tenga en su poder un boleto del Italpark, se debe colocar frente a lo que era el ingreso al lugar,exactamente a las 12 en punto de la noche. En ese momento las luces del Italpark se encenderán y abrirá sus puertas para que el afortunado pueda ingresar a subir una vez más a cada juego.

Te animarías a comprobar si esto es verdad?

Valeria V. Perez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s