Argentina CAMPEÓN con MÉRITOS de la llamada cuarentena.

Hacemos un énfasis en la denominación de cuarentena por la simple razón de que bastante trascendió de lo que se supone serian 40 días netos, entonces tratando de ubicar la coherencia podemos destacar el hecho de que a día de hoy Argentina es el país que por mucho lidera este régimen de aislamiento como medida en contra de el virus COVID 19, ya que es mas que evidente que se esta logrando alcanzar 6 meses desde que se estableció este sistema de manejo bajo la chapa de seria la única manera de poder contener la forma de expansión de esta enfermedad, que a día de hoy doblega a una sociedad que a gritos pide una cura, sin proponer en forma conjunta un apoyo de verdad para hacer valer el deseo del Presidente Alberto Fernandez, que fuera de toda controversia anhela poder instaurar la idea de que el virus vino para quedarse y que no existe otra herramienta mas que ser conscientes del mismo y cuidarnos entre todos acatando las medidas impuesta desde el gobierno.

Innumerables son las criticas sociales respecto a estas medidas impuestas por el gobierno Argentino, ya que los efectos de la cuarentena mas larga del mundo repercuten principalmente al centro demográfico, financiero e industrial del país: la región metropolitana de Buenos Aires (o AMBA), donde habitan cerca del 40% de la población argentina.

Dichas criticas son fácilmente desestimables por parte del Gobierno ya que es notoria la falta de empatia por parte de los Argentinos, que muchas veces fijan su mirada a su propio bolsillo y no a lo que en realidad es la perspectiva que se maneja desde la posición del Presidente y sus allegados.

Vale la pena recalcar que la falta de propuesta para acompañar al régimen establecido es notorio, ya que por mas manifestaciones que puedan acarrear el descontento comunal por esta dictadura llamada cuarentena, son pocos los que realmente se animan a embaucarse en una posible planificación para poder salir de esta dura etapa que se vive hoy en Argentina, donde los mas afectados en esto son los niños que desde marzo están relegados a casi no poder salir a recrearse como habitualmente lo hacían o en todo caso son los que mas difícil se le hace poder adaptarse a estas normas de convivencia impuestas.

Para cientos de miles de argentinos, haber perdido su fuente de trabajo o no saber si lo perderá pronto representa una angustia que agrava los problemas de salud mental que afloraron durante la cuarentena.

Los más afectados son los jóvenes: ocho de cada 10 tienen algún síntoma de depresión.

“Estamos viendo una epidemia de enfermedad mental”, advirtió el experto en declaraciones a Radio Mitre. “Hoy los argentinos estamos exhaustos”.

“Si tenemos un pueblo deprimido, desmotivado y ansioso, estamos frente a un problema no solo humanitario, sino social y económico”, enfatizó, señalando que “no podemos tener una cuarentena eterna”.

Quizás el efecto más controvertido que está teniendo la cuarentena es lo que algunos expertos de la salud llaman “daños colaterales”.

“Yo no me obsesioné con la cuarentena, estoy obsesionado con la salud de los argentinos”, remarcó el Presidente Fernández al anunciar la décima extensión de esa medida.

Sin embargo, hay indicios que muestran que, aunque las restricciones han servido para contener el coronavirus, están provocando otros problemas de salud.

Un informe publicado por la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA) reveló que más de la mitad de la población no realiza actividades que se consideran saludables desde que comenzó la cuarentena.

Otro estudio realizado por el Instituto Gino Germani (IIGG) mostró que el 45% de las personas aumentó su consumo de alcohol durante el aislamiento obligatorio.

Quienes tienen entre 35 y 44 años cuadruplicaron su consumo habitual de bebidas alcohólicas, algo seguramente atado al estrés que padecen muchos padres, obligados a trabajar desde la casa, con niños pequeños a su cargo.

En tanto, también aumentó fuertemente el volumen y la frecuencia del consumo de nicotina y drogas legales, en especial psicofármacos.

Los argentinos también han apelado a la comida para calmar su ansiedad durante el encierro.

Seis de cada 10 subieron de peso, según reveló la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN). Esto en una población donde más del 60% ya sufría de sobrepeso.

“Los seres humanos no toleramos el malestar psicológico y tendemos a apoyarnos en la interacción social. Al disminuir los encuentros relacionales, crecen las acciones no saludables”, explicó al sitio Infobae Martín J. Etchevers, secretario de Investigación de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Pero el mayor daño podría no estar a la vista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s