LA CONVIVENCIA EN TIEMPOS DE PANDEMIA.

Es importante destacar que al día de hoy se supero el margen estimado de tiempo que uno creía que podría abarcar la lucha contra este virus, mas de uno ya llego al punto de desesperación en el cual se radicalizo la idea que la sociedad esta en decadencia, que el gobierno no promueve una salida o un plan de contingencia adecuado para subsanar la actual crisis laboral, económica y social, muchas son las situaciones que se están desarrollando en convivencia a raíz de este aislamiento obligatorio para evitar contacto o en todo caso la proliferación con lo que respecta al virus.

Dentro de lo que compete podríamos citar lo difícil que se esta dando las situaciones para familias que no son habitúes en lo que conlleva que socialicen de manera constante, por decirlo así padres que dedican su vida cotidiana al trabajo crudo y duro, donde su mayor contacto familiar se da en las noches cuando se comparten una mesa para cenar y descansar, para luego así repetir el ciclo laboral ya que es esa la forma en que mantienen equilibrada la economía familiar.

No esta errada esa estrategia que hoy en día mantiene un plato de comida en cada hogar, pero como toda estrategia no bien premeditada, acarrea a la larga defectos notorios para las personas que están detrás de ellas, en este caso los niños o adolescentes, que aunque no se pueda denotar la importancia, es vital mente importante que lleven a cabo un seguimiento minucioso para poder encaminar de una forma adecuada el desarrollo físico y personal de sus descendientes.

Por esta razón se torna complicado el panorama para la convivencia en familias que no optaron por la costumbre de mantener una comunicación constante, o también podría nombrarse a personas que utilizaron el trabajo como válvula de escape para sus responsabilidades paternas, para que de esa forma no se puedan adjudicar los errores cometidos por sus hijos y a su vez descargar su rabia e impotencia en casos de violencia familiar, o actividades ilícitas que puedan llegar a cometer siempre tergiversando actitudes que ven reflejadas en sus padres, como el famoso discurso muy bien reconocido por muchos adolescentes en el cual los padres imponen normas dentro de la casa porque ellos son dueños de la propiedad, dicho discurso es utilizado y distorsionado por los adolescentes mayormente empujándolos a buscar esta supuesta independencia que desencadena en actos fuera de contexto, como ejemplo citamos el caso del niño de 11 años en san justo que junto a sus cómplices de 14 y 17 años robaron un auto para delinquir sin ningún tipo de consciencia respecto a las consecuencias.

Entonces uno se pone a cuestionar lo siguiente:

¿Es indispensable la educación familiar para encaminar una solución por un bien común para la sociedad degradada de la actualidad ?

Destacamos el hecho del porque nos cuestionamos lo anterior ya que es mas que evidente y por ende menos relevante, que la justicia no ofrece las garantías respecto a estas situaciones, que día a día van generando mas impotencia en la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s